Un proverbio chino dice que cuando el alumno está listo el maestro aparece. Un buen maestro deja una huella imborrable en el corazón. Por eso, en México cada 15 de mayo, desde 1917, conmemoramos a las personas que se dedican a compartir conocimientos, sabiduría y palabras de aliento, y que cuidan y son ejemplo para los alumnos en el aula y en la vida. En esta edición recordamos con cariño a quienes se destacaron por compartir esta profesión en la historia de nuestro país.

 

10. Miguel León-Portilla

Es una de las personalidades más destacadas en la academia mexicana. Reconocido erudito y toda una institución en la enseñanza de la historia y la filosofía de México, ha recibido 28 doctorados honoris causa otorgados por distintas universidades internacionales en reconocimiento a su trayectoria y a sus aportaciones. Con más de 90 años de edad, es uno de los investigadores que ha ayudado a dar voz a los indígenas por sus descubrimientos en el mundo prehispánico. Destaca su obra La filosofía náhuatl y Visión de los vencidos, obra que se ha traducido a más de 16 idiomas y que ha vendido millones de ejemplares.

 

9. Vasco de Quiroga

Fue un hombre de corazón noble y generoso que sembró una semilla por la educación en tiempos de la conquista de México. Vasco de Quiroga fue un abogado y un sacerdote que llegó en 1530 a la Nueva España invitado por la Corona española. Al observar las condiciones de explotación y esclavismo en que vivían los indígenas, emprendió un esfuerzo por modificar sus condiciones de vida y fundó hospitales y escuelas. Destaca la Universidad de San Nicolás, que actualmente es la Universidad Nicolaíta. Él creía que al ofrecer educación a los indígenas se les abría un camino de mejora social y espiritual.

 

8. Gabriela Mistral

La poetisa que en varias ocasiones se declaró “más mexicana que chilena”, destacó por su importante labor al sumarse a José Vasconcelos en la revolución educativa de México. En 1922 el secretario de Educación invitó a la Premio Nobel chilena a colaborar en las reformas educativas que se estaban llevando a cabo. Mistral fue maestra rural y cuando arribó a México tenía más de 11 años de experiencia dedicados a la enseñanza. Creía que la educación podía redimir a las clases populares —en especial al campesino y al indígena— para integrarlas a la nación. Elaboró libros de texto y contribuyó a las misiones culturales, donde se ofrecía capacitación para profesores de comunidades rurales y aisladas. En México fue la pionera de las “escuelas al aire libre” en lugares muy apartados de las ciudades.

 

7. Mario Molina

Uno de los maestros más destacados de México es el ganador del Premio Nobel de Química de 1995, José Mario Molina. Sus investigaciones cobraron importancia por su descubrimiento de las grandes amenazas que provocan los gases invernadero a la capa de ozono. Actualmente se desempeña como profesor en colegios estadounidenses, es presidente de honor de la Asociación Mares de México y miembro investigador de El Colegio Nacional (México).

 

6. Diego Rivera

Enseñar y compartir sus conocimientos fue algo que Diego María de la Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de la Rivera conoció desde pequeño, pues su padre, don Diego Rivera, dedicó su vida a la educación rural. Aunque Diego Rivera es más conocido por su inigualable obra artística y su particular vida privada, también es recordado por embellecer los muros de la Secretaría de Educación Pública. A los 10 años de edad ingresó a la Academia de San Carlos por ser considerado un niño genio. Estudió en París, y al regresar a México se integró al programa cultural del gobierno, encabezado por José Vasconcelos, para narrar la historia social y política de México a través del movimiento muralista.

 

5. Miguel Hidalgo y Costilla

También considerado el Padre de la Patria, fue un sacerdote y un líder insurgente que disfrutaba mucho dar clases. En sus tiempos de estudiante destacó en el Colegio de San Nicolás Obispo, por lo que comenzó a impartir cátedras de filosofía y de teología cuando apenas tenía 17 años de edad. De 1782 a 1792 impartió diversos cursos, como latín y etimologías. Sus ideas fueron muy influyentes en su tiempo y su pensamiento heterodoxo repercutió en sus alumnos, como José María Morelos y Pavón, otro líder insurgente que lo siguió en su aventura independentista.

 

4. Rosaura Zapata

Durante más de 50 años, María Rosaura Zapata Cano se dedicó intensamente a promover la educación preescolar. Originaria de La Paz, Baja California, obtuvo el título de profesora de educación primaria en 1988. Por su dedicación se hizo acreedora a una beca para estudiar pedagogía en San Francisco y en Nueva York, Estados Unidos. Fue aliada de Justo Sierra, quien la apoyó para viajar a Alemania, Francia, Bélgica, Suiza e Inglaterra, para hacerse de conocimientos que más tarde la convertirían en pionera de los primeros jardines de niños en México. Dio a conocer los sistemas educativos creados por Johann Heinrich Pestalozzi y Friedrich Frobel. Fue la primera persona en recibir la Medalla Belisario Domínguez, en 1954, otorgada por el Senado de la República, para reconocer su importante labor educativa.

 

3. Alfonso Reyes

Llegó al mundo con el mejor maestro para abrirle camino, su padre, el general Bernardo Reyes, quien fue un intelectual y un excelente gobernante de Nuevo León en tiempos de Porfirio Díaz. Durante la Decena Trágica, que derivó de la rebelión contra el presidente Francisco I. Madero, su padre fue fusilado. Este hecho cambió su vida pero no su compromiso con la educación. Alfonso Reyes también formó parte del Ateneo de la Juventud y fue diplomático y pionero de una gran casa- biblioteca que convirtió en centro de reunión de intelectuales. Algunos escritores, como Octavio Paz y Carlos Fuentes recibieron su cobijo y su estímulo para elevar el vuelo de sus carreras. Presidió la Casa de España en México, más tarde convertida en El Colegio de México. Falleció en 1959.

 

2. Justo Sierra

Por su inigualable labor y su trascendencia, Justo Sierra fue nombrado Maestro de América. Fue profesor, periodista, escritor, historiador, político y poeta. Dirigió la Secretaría de Instrucción Pública y durante muchos años perteneció al gabinete del general Porfirio Díaz. El auge de su carrera tuvo lugar entre 1908 y 1910, cuando, previamente a la celebración del Centenario de la Independencia de México, propuso la fundación de la Universidad de México.

 

1. José Vasconcelos

Uno de los fundadores de la Sociedad de Conferencias, llamada Ateneo de la Juventud, que se originó con la intención de difundir conocimientos académicos a un público más amplio, también fue uno de los principales impulsores de la Secretaría de Educación Pública y emprendió campañas muy extensas de alfabetización y misiones culturales para acercar la educación a todas las regiones del país. Fungió como rector de la Universidad Nacional y es autor del lema inmortal de esa institución: “Por mi raza hablará el espíritu”. Por su trabajo y su trayectoria es conocido como el Apóstol de la Educación.

 


 

* Periodista por el Instituto Tecnológico de Monterrey, escritora y feminista por vocación.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad