Orlane Mercado

 

Días luminosos con escenarios coloridos nos avisan que ya ha llegado la primavera. Para apreciar el esplendor de la naturaleza son necesarios un par de lentes oscuros que protejan la vista de la intensa radiación solar y complementen nuestro atuendo con sus fabulosos estilos.

 

 

Ya sea en la playa o en la ciudad, los lentes oscuros han cobrado más importancia que nunca, pues no sólo sirven para proteger los ojos o para hacerse el interesante al estilo de las estrellas de cine, sino que ya son una parte indispensable del atuendo.

Hay etapas en la moda en que las gafas dejan de ser un complemento para convertirse en uno de los principales puntos de interés del look. Este fenómeno se debe en su mayor parte a los hipster, la subcultura juvenil del momento, que han adoptado el uso de grandes gafas, tanto oftálmicas como para el sol, como una parte esencial de su outfit. Y ya que los hipsters son una de las principales obsesiones de la moda de temporada, no está de más repasar cuáles son las tendencias en lentes en boga y en qué consisten.

 

Mezclas de materiales y colores

Al parecer, los armazones hechos de un mismo material no son lo in. Lo de hoy son las gafas cuya estructura se compone de varios materiales, de manera que los brazos son de un tipo mientras que las partes frontales, los aros donde van los lentes, son de otro distinto, lo cual produce modelos, por ejemplo, en los que la parte de arriba está fabricada con algún acetato mientras que la de abajo es metálica.

Esta mezcla de materiales también se presta para combinar distintos colores. Así tenemos que existen lentes en los que podemos encontrar hasta cuatro tonos en el mismo modelo. A esta tendencia se le conoce como color blocking. Cabe agregar que las alocadas combinaciones de color se extienden hasta la mica del lente, cuando se trata de modelos para el sol.

 

Fusión en la forma

Así como las gafas de moda son una especie de “monstruo de Frankenstein” armados con distintas piezas, también las estructuras de los armazones se componen de una fusión de formas. Ahora es posible encontrar lentes que no son redondos, ni cuadrados, ni ovalados, sino todo lo contrario. En principio, son de mayores dimensiones a las que se han estado usando, pues por mucho tiempo las gafas alagadas y de menor tamaño estuvieron de moda. Las nuevas tendencias abogan por un par de lentes de aparente forma ovalada, por ejemplo, en cuyas esquinas superiores externas luce una pieza, fabricada con otro material, que rompe la forma para hacerlos semicuadrados. La nueva temporada está llena de juegos geométricos que hay que explorar para encontrar la fusión de formas que mejor armonice con nuestro rostro.

 

Nostalgia Vintage

Así como el deseo de exploración lleva a los diseñadores a desarmar los modelos tradicionales para luego ensamblarlos en un nuevo concepto, también existe la tendencia opuesta, pues a cada acción corresponde una reacción. Los clásicos lentes redondos, como los usaba John Lennon, pero cuyo diseño se remonta hasta el siglo XIX, están muy de moda, lo mismo que los lentes de pasta, en distintos colores, principalmente cuadrados y en tamaño extra large. En particular, la Casa Prada lanza modelos que bien podría haber lucido Pier Paolo Pasolini.

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad